San Antón

San Antón AbadSan Antón Abad
Patrón de Navalvillar de Pela

San Antón es el patrón de Navalvillar de Pela y en su honor se dedican la Fiesta de San Antón Abad, cuyo acto más relevante es La Encamisá.
Del vínculo histórico entre San Antón y La Encamisá no se puede aseverar nada, no existen documentos, solo hipótesis.

Según la Leyenda de la Encamisá, la victoria de los peleños contra los moros se culminó en la mañana del día 17( día de San Antón), cuando éstos abandonaron las cercanías del pueblo, es por ello que desde entonces los vivas al Santo es todo un ritual en la noche de la Carrera. A él se le dedicó la salvación de Navalvillar de Pela.

En lo que no cabe duda alguna, es el vinculo sentimental existente entre San Antón y La Encamisá en la actualidad y siglos recientes, donde si existen documentos.
Ya fuera en la república, en la guerra civil o en la dictadura, La Carrera de San Antón o Encamisá siempre se corrió, y nunca faltaron los vítores al Santo Patrón.

Por otro lado San Antón Abad, representa fielmente el espíritu de La Encamisá: la pasión de un pueblo por su fiesta y su entrega para que todo el mundo pueda disfrutarla, donde la hospitalidad hacia los demás es todo un privilegio para cualquier peleño.

Si al principio, a San Antón se le dedicó una victoria contra otros, hoy a San Antón, se le dedica la fiesta mas querida de un pueblo que quiere compartirla con todos.

¿ quien fue San Antón ?

Antonio, San (251-356), ermitaño egipcio, primer monje de la cristiandad. Siendo un acaudalado joven de 20 años quedó impresionado por la enseñanza cristiana encontrada en el evangelio: “Anda y vende cuanto tienes, y dáselo a los pobres y tendrás un tesoro en el cielo” Mt. 19,21. Repartió su herencia y marchó a vivir como un asceta. Sus célebres ‘tentaciones’ como solitario ermitaño fueron motivo de inspiración de numerosos artistas.

Su vida atrajo a muchos seguidores, y dedicó varios años a la instrucción de estos discípulos en la vida monástica. Sin embargo, no formalizó la regla que gobernaba la comunidad así formada. Ésta fue escrita tras su muerte por san Atanasio, amigo personal y biógrafo. Abandonó su retiro en varias ocasiones.

Hacia el año 311 ayudó a los cristianos de Alejandría perseguidos por el emperador Maximino, y en el 350 se unió a Atanasio en la lucha contra el arrianismo. El tipo de ascetismo de San Antonio, basado en la vida eremita o solitaria, es una de las dos tendencias que rigen la vida monacal; la otra está tipificada por la regla de vida comunal de san Benito. Su celebración se cumple el 17 de enero.

más información